Recuerdo que, cuando era pequeña, en uno de los cines más concurridos de la capital, había una señora muy muy mayor que vendía poemas de amor. “Poemas de amor a cien pesetas”, decía.

Esa señora, muy elegante ella con su pelo blanco recogido en un moño bajo, me hacía pensar en el poder del amor y en que a veces sólo necesitamos eso para vivir. No tenía más que sus poemas y sus recuerdos de antiguos e intensos amores, o eso me gustaba pensar.

Después de muchos años cuento historias de amor, como ella. No uso un lápiz sin punta, ni papeles que disimulen sus arrugas. Yo, en cambio, trato de congelar con mi cámara esos momentos que son irrepetibles. Foto a foto construyo un relato igual que recuerdo a recuerdo reconstruimos nuestra vida.

maderaaa
maderaaa
Galeria
Servicios
Nosotras
Publicaciones
Enlaces
Blog
Contacto
home04
home05
home05
home04
home04
home04
NUESTRO EQUIPO
aviso legal
fotos: volvoreta bodas
webdesign: murielle aufranc
es
fr
fr
bot01
boto2
bot03
bot04
bot05